Cómo no debes decorar un dormitorio


No contar con suficiente almacenaje o no aprovechar de forma adecuada la luz natural son algunos de los errores más habituales a la hora de decorar un dormitorio.

Más de 2.900 horas en un año y cerca de un tercio de nuestras vidas. Ese es el tiempo que pasaremos durmiendo, lo cual acentúa la importancia que el dormitorio. Aunque sea soñando, seguramente sea la estancia en la que más vamos a permanecer, por lo que merece la pena prestarle una atención especial.

Uno de los errores habituales plantear la decoración de un dormitorio es tratar de introducir demasiados elementos, resultando normalmente en una habitación que transmite una sensación de poca amplitud. Recuerda también que como en cualquier otro punto de la casa, los muebles y la pintura deben elegirse en consonancia.

El dormitorio es para dormir

El dormitorio debe ser el templo de tu descanso. Procura limitar la presencia de elementos que puedan perturbarlo -como televisores- y no priorices la estética por encima de la comodidad. La cama debe ser el primer elemento que coloques, y organizar el resto del dormitorio en función de ella.

Trata de aprovechar la luz natural

Tampoco debes subestimar la importancia de la luz natural. Si no cuentas con grandes ventanas o estas dan a un patio interior poco luminoso, elige cortinas finas que permitan su entrada. Unos colores claros -el gris o el marfil son ideales-te ayudarán a aprovecharla mejor. Ten en cuenta que la luz natural puede ser un gran aliado para despejarte por las mañanas sin necesidad de inflarte de café.

Falta de almacenaje

Los pantalones encima de la cama, las camisas sobre una silla… el dormitorio es una de las habitaciones del hogar que más puede tender al caos, y una de las mejores formas de evitarlo es contar con una capacidad de almacenaje suficiente. Renunciar a armarios y cómodas por falta de presupuesto o para ganar espacio es una autopista directa al desorden. No te cortes a la hora de colocar elementos como baúles si crees que los vas a necesitar.

Colocar todos los muebles junto a la pared

Se trata de una tendencia muy habitual en los dormitorios: colocar todos los muebles contra una pared dejando un gran espacio central. El centro de la habitación quizá no sea el mejor lugar para colocar un armario, pero dejar muebles flotantes siempre dará una sensación de mayor fluidez y menor encorsetamiento. Eso sí, que no interrumpan los espacios de paso.

Objetos delicados en la mesita de noche

Un jarrón o una figurita de porcelana puede quedar muy bonita en la mesita de noche, pero no es lo más práctico. Un descuido al intentar encender la luz o tanteando por la mañana en busca del maldito despertador puede dar con el bonito adorno en el suelo. Y tener que barrer a las cuatro de la madrugada no es divertido.

Dejarse llevar por la melancolía

Los seres humanos tendemos a coger cariño a objetos, a asociarlos con recuerdos. Deshacernos de esos osos de peluche o de esa maqueta de el Halcón Milenario puede ser tan difícil como hacer que encajen con el resto de la decoración. Según el estilo que busques, valora seriamente superar este Diógenes emocional, a menos que realmente te guste el resultado. Al fin y al cabo es tu dormitorio.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push();

Source link

La entrada Cómo no debes decorar un dormitorio aparece primero en .

from Blog https://goagencies.com/como-no-debes-decorar-un-dormitorio/
via Go Agencies

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s